Escaramuzas de San Marcos

Horas antes de que todo comience, Luis Cordero está en calma. De pronto el binomio humano-animal llega sin prisa a la plaza. El calendario marca 25 de abril, día especial para la parroquia azogueña.

Rio Jubones.Imagen fija013
Iglesia de San Marcos, domingo después de misa

Son las fiestas de su santo mayor, el patrono San Marcos. Entonces en esta parte del Cañar se dan infinidad de celebraciones, pero la que más llama por su enorme arraigo, es la escaramuza.

Rio Jubones.Imagen fija007
Personajes de la escaramuza realizando las labores

Con el firme galopar de los caballos se balancean los jinetes. Todos traen vestimenta colorida y sombreros. La escaramuza azuaya o cañarí es muy similar, para entender la coreografía hay que tener una visión desmedida. Lo que dibuja la escaramuza con cada movimiento es, aspectos costumbristas de acontecimientos históricos y sobre todo frases cortas dedicadas a San Marcos.

Rio Jubones.Imagen fija014
Imagen del santo mayor de San Marcos

Lo infaltable de todos los años es la formación de las 9 letras que componen el nombre del santo, donde los personajes se esmeran por hacerlo mejor.

Rio Jubones.Imagen fija010
Personajes de la escaramuza

En cada pueblo se busca un motivo para no olvidar la tradición, para motivar y valorar lo cultural.

Rio Jubones.Imagen fija012
Vista desde un drone de la plaza central de San Marcos

El mar refrescando Salinas

Para disfrutar del Pacifico en su máxima expresión no hay nada mejor que dirigirse a la maravillosa playa de Salinas, situada en la más joven de las 24 provincias actuales del Ecuador.

02004.Imagen fija013El perfil de Salinas es icónico, por sus playas de arena blanca y decenas de edificios blancos a sus espaldas, un lugar al que todos hemos ido al menos una vez. Salinas desde siempre ha sido un importante centro turístico por sus hermosas y acogedoras playas, por la gran diversidad de paisajes, deportes y diversión.

02004.Imagen fija007
Playa Chichipe, ahora con más visitas

La relajante playa de santa Elena es un paraíso perfecto para descansar en una perezosa, mientras el coqueto poblado prepara lo que no falta en la playa. Originariamente Salinas fue recinto del Cantón Santa Elena hasta el año 1929 que fue elevada a parroquia. Recién 1937 fue designado cantón, esto influyo mucho en su desarrollo y crecimiento.

02004.Imagen fija009
Escalinatas que permiten cruzar las dos playas de Salinas

Son muchos los que han pasado por este magnífico lugar ubicado a solo dos horas de Guayaquil.

02004.Imagen fija010
La diversión en playa Chipipe nunca para

El rubro de ingreso más importante proviene del turismo, de los cuales una buena parte de los 68.000 habitantes que tiene Salinas se benefician.

02004.Imagen fija017

Muchos la describen como la Miami pequeña de Ecuador por su infraestructura, estilo y playa.

02004.Imagen fija004
Edificios blancos, mar terqueza

Así se vive en Pitahaya

La humildad de Pitahaya llega hasta tal punto que ni siquiera tiene un señor puerto, pese a haber vivido toda la vida del mar. Más bien son unas cuantas barcas que soportan amarradas las mareas de la ría de la faja costera del cantón Arenillas.

00480.MTS.Imagen fija001
Un niño disfruta sólo, de la quietud 

Pitahaya es un pequeño poblado de apenas 9 manzanas, con algo más de 500 habitantes localizado a 15 km de Arenillas. El puerto con un pequeño muelle se ha convertido en una parada obligatoria para los camaroneros y pesqueros que inician y terminan sus faenas justo en este punto.

00465.Imagen fija006.png
    50 metros de muelle, tiene Pitahaya

Algo que muchos lugareños siguen haciendo y con mucho entusiasmo desde los inicios de Pitahaya, es en la pesca artesanal.Pero los pescadores no están en la orilla, así que decidimos entrometernos en estas aguas saladas.

00465.Imagen fija011.png
Un par de canoas con pescadores navegan la ría en Pitahaya

La Pitahaya, vive esencialmente de la actividad pesquera y camaronera. Lo admirable es la manera como pescan, casi todos tienen una barca salpicanda de azul mediterráneo, una caña, una atarraya o un simple anzuelo.

Hilar para mantenerse vivas

Es muy, muy difícil encontrarlas hilando fibras de lana de borrego en estos días.

Hace 20 años casi todas las mujeres de esta pequeña parroquia llamada Jadan, sabían al menos el significado de hilar.

00883-imagen-fija008
María va al cerro con su copo de hilo, nunca lo abandona

Pero hoy estamos de suerte.

María al igual que Aurora, aprendieron el oficio de hilar de sus ancestros,  Se trata de una acumulación de conocimientos, con las que encontraron una mejor forma de satisfacer las necesidades del día.

 

La vida en el campo siempre tuvo limitaciones.

Las necesidades viven eternamente en cada hogar, aquello empuja a formarse desde pequeños en el oficio de los padres.

La falta de economía también provocaba la insuficiencia de vestimenta para arroparse del frio andino.

Entonces en el pasado no tan lejano proveerse de este material para elaborar atuendos, era una necesidad obligada.

00883-imagen-fija001
Aurora aprendió  el arte a los 6 años

Como en todo oficio artesanal, para hilar se necesita pasar algunos procesos.

Si, hilar resulta halar y envolver, es el mismo método que aprendieron de sus abuelas.

Las herramientas a lo mejor cambiaron un poco, pero el huso, el copo, y el tipo de madera para sostener la lana, son los mismos.

00883-imagen-fija003
Hilar significa halar y envolver 
00883-imagen-fija007
Las técnicas del hilado no han cambiado en generaciones

En Jadan de Gualaceo, las mujeres de mediana y avanzada edad son las que practican este arte, más que como un sustento económico, como una forma de mantenerse vivas.

Van a cualquier sitio hilando, a veces sentadas otras de pie y claro, caminando al cerro.

Cañar como nunca lo habías imaginado

La cantidad de sitios con riqueza milenaria perpetua, asentados en este territorio asombra.Cajas monumento natural.Imagen fija005

El legado del bravo y orgulloso pueblo cañari, se mezcla con la fuerza y poderío de los incas, cuyas edificaciones se han convertido en el principal atractivo turístico de esta provincia.

Cajas monumento natural.Imagen fija009

Los complejos de Ingapirca, en el cantón Cañar, la Capital Arqueológica del Ecuador; Coyoctor, en El Tambo; y, Cojitambo, en Azogues, son muestra de la presencia de las culturas indígenas en esta tierra cuyos habitantes buscan mantener las tradiciones y costumbres de sus antepasados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Los Shuar siempre escogen hábitats relucientes para vivir, donde lo natural prime, donde la paz se apodere por completo de su diario vivir.

03210.Imagen fija014
Bosque húmedo tropical, cordillera de Molleturo

Esto en la amazonia estaría normalísimo, pero si les digo que esta comunidad Shuar está en la costa ecuatoriana, la situación cambia radicalmente.

03210.Imagen fija007
Chozas con estilo amazónico sirven para hospedar y curar

Tsuer Entsa, es realmente un paraíso Shuar en el litoral, están a la mitad de las estribaciones de la cordillera de Molleturo.

El encuentro de los climas frio y caliente hace posible un favor natural, que termina con la creación de un bosque húmedo tropical.

03210.Imagen fija005
Turistas de todo el país llegan atraídos por la inmensidad del bosque

Cuantos años viven aquí los shuar? por qué llegaron y se asentaron en este espacio? que entendemos debió ser salvaje.

03210.Imagen fija016

Los primeros hombres que arribaron pero no directamente a estas tierras fueron Yakum y sus dos hijos Nase y Etsa, llegaron  a pie, luego de pasar por las provincias andinas Azuay y cañar, llegaron a Bolívar después a Los ríos para finalmente radicarse en Bucay provincia del Guayas.

Claro, atravesando cientos de montañas, desde Morona Santiago, pero lo hicieron con una visión sumamente eficaz, al punto que pronto, trajeron a toda la familia.

Con el tiempo, las familias se multiplicaron, unas permanecen en Bucay, otras en cañar, una gran parte volvió a la amazonia y los Tsuer Entsa decidieron partir a Balao Chico, lo que encontraron los primeros Shuar en aquí, fue el paraíso perdido, digamos la vuelta al origen.

03069.MTS.Imagen fija001
Resalía, la mujer Shuar que comparte sus vivencias

El sector, apenas poblado, los acogió como una madre primitiva. Allí se podía ser libre por fin. Hoy, el lugar no ha perdido su encanto pese a ser reclamado por algunos que los consideran como invasores, pero ellos saben que la constitución los protege.

Llegamos aquí con la exclusiva intención de mostrar la cultura Shuar radicada en la costa, es decir, comprobar si la unión de varias familias con un solo objetivo, mostrarse culturalmente se estaba dando, ni siquiera nos imaginamos que su territorio esta en conflicto, entonces nos vimos en la necesidad de incluir también la parte que no les permite estar en paz.

03210.Imagen fija001
Barro curativo, listo para las terapias

La vida rural de los shuar es magnífica, siempre que estén rodeados de naturaleza y alejados de la urbe eso sí.

Les permite disfrutar de un relajante y necesario paseo al rio en familia y otra vez, volver al origen, pero ahora, en lo gastronómico.

03210.Imagen fija013
Magnifica fauna escondida

La convivencia en esta comunidad es agradable. Entre semana la única calle luce vacía, hay poca gente transitando porque la mayoría se ocupa en la agricultura y otros tantos suben a la montaña en busca de animales salvajes para ofrecer el fin de semana.

De las carnes, la más apetecida es la de jabalí, pero conseguirla no es sencillo por estos días.  Casi siempre es un reto para los habitantes del caserío ofrecer el particular plato.

Tsuer Entsa, la vuelta al origen es completo, porque existe tanto lo uno como lo otro…

Dos patrimonios muy difíciles de sostenerlos: naturaleza y cultura y enzima, revalorización de los valores y técnicas ancestrales.

Es un espectáculo, además de ser una delicia rural en sí mismo, disfruta de una fantástica ubicación: al estar a escasos kilómetros del Cantón Naranjal en la comunidad Luz y Guía.

03210.Imagen fija006

 

Sarar y su legado blanco

Ecuador siendo corto en territorio, es una nación muy diversa, tanto en recursos geográficos, como en culturas y etnias.

Sarar y su legado blanco.mp4.Imagen fija007
Dos hermanos descansan mientras cuentan su vida en el campo 

Aquí conviven el mestizo, el montubio, el afroecuatoriano, los indígenas y finalmente los blancos que son el 6,1% del total de los ecuatorianos.

Todos ellos, nos inundan de colorido y folclore cada vez que los visitamos

Sarar y su legado blanco.mp4.Imagen fija021
Al pie mismo del cerro, en un terreno baldío juega inocente este niño blanco
Sarar y su legado blanco.mp4.Imagen fija012
Ojos celestes, muy vivaces estos adornan el delicado rostro de la mujer de Sarar

Entusiasmados por convivir un día con la naturaleza y paisajes asombrosos, llegamos a la Comunidad de Sarar de la Parroquia Ludo del Cantón Sigsig, donde ya no es de sorprenderse, del color de la piel y ojos de algunos habitantes.

Sarar y su legado blanco.mp4.Imagen fija022
Este es Sarar, un pequeño caserío, que no superan 30 familias
Sarar y su legado blanco.mp4.Imagen fija005
Cuatro hermanas, disfrutan de una tarde no tan cálida

No les molesta nuestra presencia, viven seguros de sí mismos, quieren presentar ante el mundo su modo de vivir y su cualidad innata.

Sarar y su legado blanco.mp4.Imagen fija015
Va a la escuela y catecismo caminando una hora, de regreso, 2 horas

Muchos se preguntan cuál es su descendencia? nadie les da una respuesta clara, apenas tienen algunas referencias, una  apunta al tema sanguíneo.

Sarar y su legado blanco.mp4.Imagen fija008
Madre e hija en su casa rustica

También es de suponer que puede haber un gen, o un conjunto de genes, de ascendencia europea por las características y el color de los ojos.

Sarar y su legado blanco.mp4.Imagen fija020
Van al cerro 4 minutos caminando

Los rasgos faciales, la pigmentación de la piel, el color y forma del pelo, incluso el tono de los ojos son parecidos cuando nacen.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Son estudiosos, por demás colaboradores en cada hogar, viven cerca del cerro acompañados de abundante naturaleza.

Llegar a la escuela les toma una hora.

Sarar y su legado blanco.mp4.Imagen fija016
La única carretera de 4to orden, llego a sus casas hace 3 años

Un sinnúmero de grupos ha empezado a reivindicar su origen y a demandar el reconocimiento de su propia diversidad cultural.

Uno de ellos es Sarar y su legado blanco.

Isla corazón, el encanto de las aves

Esta es un área ideal para disfrutar de la naturaleza, de un paseo en bote, de un eco turismo responsable,  pero también para observar de cerca miles de aves litorales que anidan aquí. 

DSCF7061
Rodar un documental aquí, es un tanto difícil porque todo esta protegido 

Isla Corazón está localizada a unos pocos kilómetros del río Chone en Manabí, es un sitio de reproducción y crianza de muchas aves marinas, especialmente de fragatas.

DSCF7070
Cada hora un bote se llena de turistas y en un recorrido de 10 min esta en la isla

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑